Poemas

Por Claudio Rosales

en la imagen de una mente
un aire cálido venir del cielo
observo desde la ventana
como esparce su polvorienta carga
de hojas secas y pastos de baldío

      aguaribay
      gigante
      nimbado 
        de
      polvillo
          grisiento

en la imagen de una foto
un muchacho con ropa de trabajo
en la playa para clientes del mercado
más grande de aquella ciudad
de gatos chiquitos y cervezas baratas

          tatuajes
          tachados
          nuevo 
             corte
          de 
          pelo

…
..  ..
    …
----“
  ,,,,


   rey flemático                                torre de damisela
                        reina desdeñada
caballo 
             en
                    movimiento
                                                peones
torre de juglar (rival)                 peones
                        peones                                                                                               
                                                   alfil (rival)

.         .                 .               .
una semilla de uva
y un grano de uva
una pasa en el plato
una naranja una mandarina
ciruelas
un carozo de ciruelas

  en la remisería Miguel

el pasado adelante

(voces de los que van al tropical)
                                       .   .   .         .    .                                                                                                                                                                           
.     . . .  nombres pintados en el contrapiso municipal y gris 
de la plaza
                     DANY    EZE    PATO    CARLO
                                                                  farol enredado a las ramas,
                               voces relampagueantes
                                tras la indagatoria
                               vuelven los negros al Pastal

                   los que vuelven,
,,,,,,,,,,,,,,,







¿2022?

Podcast # 23: Silvio Mattoni

Silvio Mattoni (Córdoba, 1969). Publicó los libros de poemas: El bizantino (1994), Tres poemas dramáticos (1995), Sagitario (1998), Canéforas (2000), El país de las larvas (2001), Hilos (2002), El paseo (2003), Poemas sentimentales (2005), Excursiones (2006), El descuido (2007), La división del día. Poemas 1992-2000 (2008), La chica del volcán (2010), La canción de los héroes (2012), Avenida de Mayo (2012), Peluquería masculina (2013), El gigante de tinta (2016), Caja de fotos (2016), Tanatocresis (2018) y La buena suerte (2020). Los ensayos: Koré (2000), El cuenco de plata (2003), El presente (2008), Bataille. Una introducción (2011), Camino de agua (2013), Muerte, alma, naturaleza y yo (2014), Música rota (2015), Tekhné (2018), ¿Qué hay en escribir? (2021) y La extensión más sutil (2021). Los diarios Campus, en 2014, y Capturas, en 2021. Tradujo libros de Bataille, Bonnefoy, Catulo, Pavese, Duras, Michaux, Ponge, Quignard, Marteau, Valéry, Mallarmé, Artaud, Desnos y Diderot, entre otros. Recibió, entre otros, el Primer premio de Ensayo del Fondo Nacional de las Artes en 2007 y 2012, la Beca Guggenheim en 2004 y el Segundo Premio Nacional de Poesía en 2019. Da clases de Estética en la Universidad Nacional de Córdoba y es investigador del Conicet.
………………………………………………………………………………………………………….
«La palabra verano» pertenece al libro Gracias verano.

Podcast​​ # 21: Marisa Godoy

Marisa Godoy (1968- Otoño). Nacida en San Martín de los Andes (Nqn), ciudad en la que vive. Es docente, escritora y Especialista en Lectura, Escritura y Educación (Flacso).
Ha coordinado talleres de escritura en SMA y en ENTREPALABRAS (Escuela de escritura online).
En 2018 publicó Anfibia (Ediciones De La Grieta).
Ha participado en las antologías: La última palabra es del viento (2019); Luna de Pájaros (2020- Córdoba); Poetas por el Derecho al Aborto Legal. Antología Federal (2020); Nos queda el mundo (2020 versión digital y próximamente en papel)
Forma parte de la Colectiva de Escritoras Patagónicas.
Está trabajando en la publicación de su próximo libro El pez en la ventana (Ediciones De La Grieta)
………………………………………………………………………………………………………………
«Mudar de piel» y «Escribir», Anfibia, 2018.
«Surcos» y «Acaso las huríes» de Nos queda el mundo (antología Escritoras Patagónicas, Casa SMA).
«Hebras» y «Gota/s» de El pez en la ventana (2021, próxima publicación en Ediciones De La Grieta).

Podscat # 20: Daniela Bastías

Daniela Lourdes Bastias nació en el Valle de Uco (provincia de Mendoza) en 1995, donde reside actualmente. Durante el año 2020 dos de sus poemas fueron publicados en la colección Dos poemas de Ediciones Arroyo (Santa Fe) bajo el título «¿Te cantaban las cosas?».
…………………………………………………………………………………………
Dawn Chorus (inédito, 2020).

Cree En Mí. Hasta pronto (extraído de una carta de Antonin Artaud a Génica Athanasiou). (Inédito, 2021.)

Un caballo negro bebe agua (inédito, 2021).

El viaje (inédito, 2021).

La ternura está bien para los animales (inédito, 2021).

Adelanto de Fumadores (Juan Breccia)

Por Juan Breccia

Algo nuevo, algo usado, algo prestado, algo azul y una moneda en el zapato.

Este libro nació del deseo de tomarme un tiempito, de cebarme en algo cuando el mundo colapsaba y yo solo tenía responsabilidades horribles, era declarado esencial en un contexto donde prefería no serlo, y creo que por eso las reseñas sobre el pucho son fundamentalmente un acto de enojo, porque  básicamente alimento el deseo de que la gente fume en un contexto donde una enfermedad pulmonar acecha a toda la población, pero que luego fue convirtiéndose en otra cosa: como una caricia a mi novia, o un guiño a mis amigos y a la gente que admiro mucho.

Lo que empezó como un mal (las escribía escondido en una computadora mientras atendía viejas por teléfono que tenían el lavarropas descompuesto, o en el celular mientras preparaba pedidos entre placas y cubas viejas), siguió como un juego: empecé a dedicarlas y a generar cierto tipo de emoción comercial, las publicaba en un horario que consideraba apropiado para leer una reseña, de mañana. Escribir y publicar instantáneamente abrió el eco del retorno que es importantísimo, y mantuvo el tráfico que me sostuvo entusiasmado.

Desde la tercera ya era un ejercicio de estilo, investigué un método de cinco párrafos convencional que no respetaba (hasta hice una reseña de cómo reseñar), trabajaba en oraciones que definieran los párrafos, flashaba. Estudié, pero leía y olvidaba y así, no me interesaba saber del tema en realidad, no me interesaba tener errores o inventar datos, solo quería desarmar lo que habían hecho otros y hacerlo de nuevo, a mi modo.

Después obvio tuve un desapego, escribí como veinte reseñas o más, porqué empecé a desechar, a copiarme, hasta llegar al punto en que me parecieron una gilada, y pensé que, después de haber tratado de publicarlas o que me las publiquen, o de conseguir un laburo de escritor, qué se yo, no iba a pasar nada.

Pero tengo un amigo ingenioso, que se llama Juan Manuel Ceballos, que trabaja en una imprenta, que es escritor, editor, músico y todas las cosas que él no define pero practica, que dejó de fumar y fumaba mucho, que me ayudó a hacer esto que quedó, y que me imaginé y fue mutando y corrigiéndose, y fue dándose algo que se imaginó también en parte por mis amigxs, mis hermanxs, y todos los que me metieron en la cabeza la idea de que estaba bueno y que tenía que hacer algo con eso.

Recién hace relativamente poco las releí en serio, y las pude corregir y escribí tres  nuevas que van en esta publicación y que creo que se pierden entre las otras. Sin esos seres que me agitaron el avispero no hubiera logrado lo que pasó, fue importantísimo para darle un broche final, y ponerle un moño a ese ejercicio.

Después si hay algo que agregar en torno al contenido, es que dentro de las reseñas que dediqué, que creo que son las más importantes, hay un deseo de gustar, y una especie de subgéneros ocultos que quizás puedan identificar.Y que sin querer, todo terminó encajando en una máxima que rige la escritura para mí: tener algo nuevo, algo usado, algo prestado, algo azul y una moneda en el zapato.   


LOS CULTORES DEL ARMADO

Dentro de la industria del tabaco hay un mercado especial para quienes fuman armado. No solo coexisten una gran variedad de marcas, sabores y colores, sino que incluyen instrumentos para su consumo. Fumar tabaco suelto rompe con la ecuación simple de encendedor + cigarrillo; es una fiesta de maquinitas para armar, filtros, pipas y narguiles y de especificaciones tipo: no es lo mismo el tabaco para armar que para pipa. La hebra debe conservar la humedad y requiere cierta picardía estética mantener 30gr de tabaco en buen estado.

Es por eso que los paquetes de tabaco ostentan un gran diseño, el papel, el cierre hermético de las bolsas, que en general tienen buena calidad, excepto por algunos como Richmond que parece más una advertencia que una invitación.

En la Argentina las marcas más consumidas son: Las Hojas, Van Hanssen, Sauvage, Arlequin, Puro Argento y Flandria. Eso indica que, en general, se fuma un rico blend de tabaco Virginia con notas de chocolate o vainilla, que hace de este modo de fumar una opción para aquellos que buscan precio y calidad. Aunque los números son dudosos, esto es la excusa de ese grupo de exiliades del cigarro industrial: progresistas, kichneristas, troscos, feministas, mutantes, maricas desintoxicadas que cambiaron el industrial por el armado. Por salud, por plata o por una nueva proyección ética sobre los hábitos y la industria del placer, en fin, si fumar es una experiencia, fumar armado es otra, que incluye permisos de los no fumadores, acoge a los negacionistas, divierte a los novatos y reduce el daño.

También tiene su contracara, a veces el cigarrillo queda mal compactado, el kiosco te lo vende seco, se te acaban los papelillos, te convidan uno pero sin filtro, nervioso y lloviendo es más difícil armar y no se puede armar y caminar.

Menos alquitrán es menos sabor, es como comer un chori en tu casa o comer un chori debajo del puente. Si te sale, entre fumar Red Point o fumar Van Hanssen, el armado es un 10.


Juan Breccia nació en Mendoza, Argentina, en 1992.

Edición: Juan Ceballos.

Genealogías y cartografías de autoras mendocinas

Por Sabrina Barrego

Se presenta una tentativa de genealogía y cartografía (en construcción) de autoras de Mendoza, tomando como período de tiempo textos producidos entre los ‘90 y la actualidad, ahondando en la diferencia entre esos conceptos y en el recorte como también la implicancia de los mismos en la escritura local y regional, pensando en un mapa federal dentro de la provincia. El abordaje del material se hace desde los estudios de género y del archivo de la revista La intemperie Mendoza (bibliografías y entrevistas a las distintas autoras) sumado a un comentario del trabajo de crítica literaria con una visión antipatriarcal.

Subrayado leído en la charla a partir de aportes recuperados y yuxtapuestos:

-Esta genealogía no es una lista de nombres sino presencias reales de escrituras plurales. No muestra ni esconde nada a priori. Está llena de agujeros como un cuerpo está lleno de órganos como parte de su funcionamiento.

-Dice Luciana Mellado: “Que cada lector(x) haga y deshaga los lados de esta poliédrica máquina según el umbral de sus órganos y su propia intemperie”.

-Esta reunión de voces muestra afinidades pero no busca la matrilinealidad ni los aires de familia entre los textos. Así podemos filiarnos con una mujer infértil como Alejandra Pizarnik, con una que parió fuera de la ley como  Alfonsina Storni o devenir guachas en la gauchesca (María Moreno).

-La tradición la entiendo hoy acá como el ser una con el lenguaje que nos compone, como el recorrido de palabras que compone a la humanidad, como el bien colectivo, la lengua materna que nos parió y nuestra potencia de perforarla.

-Lo nuevo: nada surge de la nada y ningún(x) hablante rompe el silencio universal, dice Elsa Drucaroff.

-Y la contemporaneidad como Elliot: todo lo que me toca. Dijo Odiseas Elitis: en la poesía como en los sueños nadie se muere.

-El armado de mi biblioteca como desobediencia “es la lesbiana que llevo adentro porque la buena hija es una yegua de tiro” (Rich-Woolf).

-Las tradiciones son selectivas.

-Y todo esto se organiza en torno a preguntas: ¿Literatura? ¿Escritura? ¿Literatura regional? ¿Literatura mendocina? ¿Tradición? ¿Nación? ¿Cosmos? Que se implican dialécticamente con el poder y sus fantasmas pero me niego a sembrar la raíz seca de la certeza.

-La patria es la infancia. Que cada lector(x) invoque las ficciones de paternalismos y parricidios que le sean propios familiares y necesarios.

-¿Qué monstruo vemos en el espejo? Que cada lector(x) se rasque donde le pique. Que cada lector cruce las fronteras y corte los alambres según su camino y su paso se lo permitan.

-El territorio que hoy presento es un recorte de la memoria espacio-temporal como escribe Josefina Ludmer: “no la memoria proustiana vivida en singular” sino como experiencia compartida una memoria del desierto donde todxs somos contemporánexs.

-Leo y escribo por deseo y necesidad contra la hostilidad general (no podría hacer otra cosa). Los poemas son oraciones dice Blok. Que cada lector(x) realice los ritos y herejías más cercanos a su santoral y su cosmovisión o sistema de creencias.

-La escritura de un lugar existe por quienes creemos en ella.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Genealogías y cartografías de autoras mendocina, a cargo de Sabrina Barrego, escritora, poeta y co-editora de la Revista La Intemperie. Sábado 27 de marzo. 19 horas, Sala Anexo MMAMM (Parque Central), Mendoza, Argentina. Encuentro en el marco del Mes de las mujeres, lesbianas, trans travestis y no binaries y de la muestra “Escribiciones de pueblo”.

Podcast # 16: Facundo López

Facundo López, Mendoza, 1977.Desde el 2016 participa del Corredor de poetas Vapoesía. Ha publicado: «Mariposa sobre las cenizas» (2006), «El monstruo» (2012), «Resonancias» (2013), «El perro verde» (2015) y «Niños que corren para explotar»(2017).

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
Los poemas 8, 15 y 20 pertenecen a «Niños que corren a explotar».
Los peces pertenece a «Chimango».